+34 928 98 80 04
© 2022 Solarama. Reservados todos los derechos.

Todo lo que necesitas saber antes de realizar tu instalación solar

Todo lo que necesitas saber antes de realizar tu instalación solar

Debido a la subida del precio de la luz y al encarecimiento de la vida en general, cada vez más españoles se plantean realizar una instalación solar en su vivienda, comunidad de vecinos o empresa. Te contamos todo lo que necesitas saber antes de realizar tu instalación solar.

¿Cómo funciona la energía solar?

Cuando nos referimos a una instalación de placas solares hablamos de una instalación conectada, directamente, con la vivienda o el edificio, de tal forma que la energía que utilices vendrá de la instalación cuando esté generando energía.

Puedes contar con una instalación solar con batería o sin ella. Una instalación solar con batería funciona de manera que el excedente de energía que generan las placas solares es almacenado en la batería. Pero, ¿qué es el excedente? El excedente de energía se produce cuando las placas solares están generando energía que no se consume directamente en el hogar. Ese excedente de energía que se almacena en las batería solares será la energía que a la que recurriremos durante la noche, cuando las placas solares dejan de generar energía.

Por otro lado, las instalaciones solares sin batería funcionan enviando el excedente de energía a la red eléctrica. Cuando ese excedente es enviado a la red eléctrica la compañía de electricidad te debe compensar a final de mes en tu factura de la luz. Además, si en un momento específico consumes más energía de la que generan las placas, esa energía que estás consumiendo de más, la vas a recibir de la red eléctrica.

¿Merece la pena instalar placas solares?

Sí, merece la pena. En primer lugar, porque supone ahorrar hasta el 50% en la factura de la luz. Además, actualmente instalar placas solares cuesta menos que antiguamente, ya que los avances tecnológicos han conseguido abaratar el coste de los materiales y, en consecuencia, de la instalación. Una instalación solar se puede amortizar entre 4 y 5 años, lo que significa que desde el 5 año, después de haber realizado la instalación, todo el dinero que no gastes en la factura de la luz es dinero ahorrado. Además, es una forma respetuosa y limpia de generar energía, de forma que dejamos de contaminar tanto el planeta para darle un futuro a las próximas generaciones.

Espacio necesario para la instalación

Para saber si puedes hacer una instalación solar en tu vivienda primero tienes que saber si tienes espacio disponible para instalar las placas. Por lo general se suele utilizar el tejado de las viviendas, ya que no quitan espacio útil a los usuarios, además es el lugar más adecuado para aprovechar la luz solar. También es preciso saber la orientación de tu vivienda, de forma que la instalación solar se coloque en la orientación más adecuada para recibir el máximo de luz solar. Si ves que en tu tejado no va a ser posible realizar la instalación siempre se pueden buscar otras superficies, como el jardín o zonas comunitarias, convirtiéndose en una instalación solar compartida.

Cuánta energía necesitamos para nuestra casa

Otra de las cosas que tienes que saber antes de embarcarte en tu aventura solar sería qué tipo de instalación solar quieres para tu hogar. Existen dos tipos de instalaciones: las de autoconsumo fotovoltaico y las aisladas a la red eléctrica.

Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico son aquellas destinadas al ahorro. El autoconsumidor recibe la energía de las placas solares lo que supone un ahorro en su factura de la luz y la energía sobrante la vierte a la red eléctrica. Es una instalación que continúa conectada a la red eléctrica, aunque cuente con las placas solares o batería solar.

En cambio, las instalaciones aisladas son aquellas que, por problemas con la red eléctrica, como apagones constantes o carecer de red eléctrica, realizan una instalación solar con baterías aisladas de la red, de forma que toda la energía viene de esa instalación solar. Son instalaciones distintas y para según las necesidades de los consumidores, cuando nos referimos a viviendas conectadas a la red eléctrica y con facilidades para tener esa conexión se recomienda seguir conectado a la red y hacerse autoconsumidor solar, con o sin batería. En cambio, cuando hablamos de situaciones en las cuales la red eléctrica es inestable o inexistente por ser poblaciones aisladas es conveniente recurrir a instalaciones aisladas.

Mantenimiento de las placas solares

Antes de instalar placas solares debemos tener en cuenta que estas requieren de cierto mantenimiento. No es un mantenimiento exhaustivo y constantes, sino más bien saber que hay que limpiarlas entre 1 y dos veces al año, alguna más si vivimos en zonas con menor pluviosidad, ya que cuando nuestros paneles están sucios bajan el rendimiento. A su vez, revisar de vez en cuando que el equipo funcione bien y que la producción de las placas esté al 100%, de esta forma conseguimos que nuestra instalación solar dure más de lo que normalmente podría durar, que son entre 25 y 30 años. El mantenimiento de una instalación solar implica prestarle un poco de atención´´on de vez en cuando. A su vez, desmentir que las placas solares no funcionan en días nublados. Las placas solares funcionan en días nublados lo que bajan el rendimiento.

Ayudas y subvenciones

Actualmente en España existen diferentes subvenciones y ayudas para realizar instalaciones solares, además de reducciones en la declaración de la renta o bonificaciones del ICIO y del IBI. España está tratando de impulsar, cada vez más, las energías limpias, para dejar de lado las contaminantes, de forma que ofrece estas ayudas a todo aquel que quiera colaborar en la mejora energética de su vivienda y, por ende, del país.

Tiempo que lleva realizar la instalación

Por último saber que el tiempo de la instalación depende de la compañía a la que contrates para realizar la instalación. En Solarama trabajamos con unos tiempos de entre 4 y 6 semanas, tanto para realizar los trámites previos a la instalación, como para el abastecimiento de los materiales para finalmente realizar al instalación. A su vez, los tiempos de las subvenciones también varían, ya que estas se solicitan una vez se haya realizado la instalación solar y dependen del gobierno. Aunque existen excepciones como el Cabildo de Gran Canaria que tiene a disposición de los usuarios una subvención que se puede solicitar previamente a realizar la instalación, de forma que una vez se sepa cuál es la cuantía que te van a abonar decidir si sigues con la instalación o no.

Al elegir a Solarama como tu socio solar, nos encargaremos de todos los aspectos de tu instalación, desde el diseño, la financiación y las garantías, hasta la legalización y tramitación de estas ayudas, y el seguimiento de la operación correcta y optimizada durante los años posteriores.
ES
Pide Asesoramiento Gratuito

Aceptar y cerrar éste mensaje Este sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de privacidad.