+34 928 98 80 04
© 2022 Solarama. Reservados todos los derechos.

Origen de la energía fotovoltaica

Origen de la energía fotovoltaica

Origen de la energía solar fotovoltaica

El sol es un elemento de la naturaleza sin el cual la vida no sería posible. Desde tiempos pasados, las civilizaciones antiguas fueron conscientes de la importancia del sol en la vida, tanto en el ciclo de la vida como en la forma de vivir. Así, a medida que las civilizaciones han evolucionado, con ellas ha evolucionado la forma en la que entendemos al sol.

Los griegos y los romanos, tanto como los egipcios y muchas otras civilizaciones antiguas, veneraban al sol como uno de sus dioses, Ra para los egipcios, Helios para los griegos y romanos o Tonatiuh en la mitología azteca. Civilizaciones que se daban cuenta de su importancia en el ciclo de la vida y que, a su vez, encontraron usos a las diferentes energías que nos llegan del sol. Por ejemplo, los romanos fueron de las primeras civilizaciones conocidas en utilizar el vidrio para utilizar la luz del sol en sus casas y atrapar el calor del sol. Además, construyeron casas de cristal o invernaderos para crear las condiciones adecuadas para el cuidado de plantas exóticas o semillas que traían a Roma desde otras tierras del imperio. La forma en la que el ser humano ha aprovechado el sol, descubriendo diferentes métodos y usos, inventando herramientas nuevas para explotarlo, ha sufrido una larga evolución hasta nuestros días.

Es en 1838 cuando el francés Alexandre Bequerel descubre el efecto fotovoltaico, este descubrimiento es el impulsor de la energía fotovoltaica hasta donde la conocemos actualmente. En cambio, es Willoughby Smith quien descubre el efecto fotovoltaico en sólidos en 1873, permitiendo en 1877 a William Grylls Adams, junto con Richard Evans Day a crear la primera célula fotovoltaica de selenio. Estos hombres fueron los impulsores de la energía fotovoltaica, aunque, para cómo la conocemos en la actualidad todavía quedaban muchos años de investigación, ya que la cantidad de electricidad que se obtenía en estos primeros experimentos era muy reducida y era descartada para la aplicación práctica.

Finalmente es en Bell Laboratories, a principios de los años 50, cuando Gerald Pearson consigue la aplicación práctica del efecto fotovoltaico por accidente. Daryl Chaplin y Calvin Fuller, de Bell Laboratories perfeccionan el invento y consiguen células solares de silicio capaces de producir suficiente energía eléctrica como para que sirviese como una nueva herramienta. Igualmente, pese a conseguir que la energía fotovoltaica sirviese para usos más prácticos, el rendimiento de las células era demasiado bajo en comparación con los costes de producción. Por tanto, estos costes tan elevados no generaban un gran número de consumidores, de manera que no existían suficientes beneficios para financiar investigaciones y conseguir optimizar la energía fotovoltaica.

Fue en 1955 cuando Estados Unidos realiza el encargo de producción de paneles solares fotovoltaicos para las instalaciones espaciales, pues años atrás habían empezado a comprender que esta forma de generar energía iba a ser la más práctica para la ingeniería espacial. Fue así como la carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos impulsó el avance de la energía fotovoltaica.

Es en 1970 cuando la energía solar fotovoltaica aparece en el ámbito doméstico, como en la calculadora con paneles solares, pero no es hasta 1980 que se empieza a utilizar en ámbitos rurales y granjas para generar electricidad, así como para viviendas particulares. Actualmente la energía solar fotovoltaica tiene un empuje mucho mayor que en los años 80, gracias al abaratamiento de los costes de producción, a las ayudas de los diferentes países para autoconsumo y a la concienciación ciudadana que trata de cuidar y respetar más nuestro planeta para evitar así la crisis climática. Y ¿Qué mejor herramienta que la energía solar fotovoltaica?

Al elegir a Solarama como tu socio solar, nos encargaremos de todos los aspectos de tu instalación, desde el diseño, la financiación y las garantías, hasta la legalización y tramitación de estas ayudas, y el seguimiento de la operación correcta y optimizada durante los años posteriores.
ES
Pide Asesoramiento Gratuito

Aceptar y cerrar éste mensaje Este sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de privacidad.